Menú Principal
_MG_0060
28 de febrero de 2019

Luisa Avila, beneficiaria: “Quiero ir armando el rompecabezas de mi vida”

A sus 21 años tiene un proyecto y la esperanza de hacer un cambio fundamental en su vida. Madre de dos hijos pequeños y con su reciente certificación en operación de grúa horquilla, Luisa confía en obtener pronto un cupo para que su hija ingrese al jardín infantil y ella pueda trabajar y construir un futuro distinto para su familia.

Estudió hasta primero medio y a los 18 años se fue de su casa. Estando embarazada hace tres años fue detenida en Osorno por un robo, y permaneció cuatro meses sin libertad. La experiencia le hizo comenzar a darle vueltas a las decisiones que estaba tomando. “Realicé ese robo porque cuando una es cabra chica es tonta y cree que se las sabe todas y no sabe nada”, dice.

_MG_0076

Ahora está consciente que si vuelve a lo mismo: “y caigo presa me quitarán el beneficio y tendré que cumplir los 3 años y un día de prisión y más encima mis hijos se van al Sename”. Juan Luis de casi tres años y Ellul Martina, de uno y medio, son sus ojos y el principal gatillante para esforzarse. “Espero algo mejor para ellos, todos los padres queremos eso”, afirma convencida.

Hace dos meses Luisa fue derivada del CRS al Programa Volver a Empezar de Quilicura, y propuso a las profesionales (Natalia y Camila) que quería certificarse en grúa horquilla. Ellas consiguieron incorporarla a un curso y fue la única mujer graduada.

Fue tanto su interés que logró organizarse y dejar a sus hijos al cuidado de su madre. Esta, a su vez comprendió que podía apoyar a su hija en este importante paso. Cuanta Luisa que su progenitora “también estuvo presa y no quiere que nosotros (son cinco hermanos) vivamos lo mismo”.

Por último, concluye: “Me incorporé a este programa para tener otra oportunidad. Porque con los papeles manchados una no puede buscar pega a la vuelta de la esquina, además una es mal mirada porque estuvo presa. Una vez que esté bien, que tenga jardín para mi hija y una pega estable, quiero retomar mis estudios, porque si hago todo de una vez va a ser más difícil. Debo ir armando el rompecabezas de mi vida”.